23 de octubre de 2021

el roce encendido

 

Me gusta verte llegar

con aire desmedido  

sin las alas recogidas,

el corazón aguerrido.

 

El roce encendido

las mejillas rosar

con las flores medidas

y volver a respirar.

 

Belleza sin cincel

caminando a tu lado

de labios de miel

y seguir de pie.

 

Volver a mirar

en tu fondo, espejo del mío

en mi sed, de agua sanar,

de inquietud vibrar.

 

Ser responsable de mis actos

sugestiones y vaivenes

donde el tren encuentra andenes

sin remilgos ingratos.

 

Guíame en la luna llena,

en la concordia,

en la oscuridad plena,

en la discordia.

2 de mayo de 2021

alas



Alas, juventud y conquista,

pálpitos, amor, calidez,

desenfreno e inocencia,

tersidad plena en embriaguez.

 

Un sendero por recorrer

la inoportuna sensatez

la vida a tus pies

la muerte a mil leguas.

 

No me digas lo que fraguas,

no me invites a correr

lo que en un instante tú zaguas

que soy capaz de enmudecer.

 

Eres futuro, eres mañana,

el presente es mi ser,

el futuro lo describes

en aurora de almohada,

 

que una luna enamorada

se emborracha en la sed

de alegrías deslenguadas,

de verbenas y calidez.

 

Rompe el futuro hijo mío,

abre las tiernas entrañas 

de lo que se viene

y el placer lejos te lleve...

 

de aventuras prohibidas

que mañana serán canciones,

cántigas de dioses

y verbenas encendidas.

 

Desenfrena la vida,

aprovecha el segundo,

naufraga la desdicha,

resucita el mundo.

 

Porque tú eres la ola

que conduce al vagabundo

hacia futuros inciertos,

sin horizontes, sin yugos.


27 de marzo de 2021

árbol sin corteza

 

Blanca nieve, la calavera

inerte de semblante llora,

desliza el pasado fugaz,

lo detiene cual desertora.

 

Al compás del pulso tenaz

del seco corazón latente,

deja los mil rastros inertes

ahogando el respiro audaz.

 

Amanece, resplandece

embelesa, tenue apresa

luz en los amaneceres

cántiga de los placeres

 

El árbol sin corteza

corteja primaveras

florando las veredas

del bosque al que reza,

 

Y la oscuridad vela:

¡Que las almas no rebroten!

Es mordaza de silencios

como firme centinela.

15 de noviembre de 2020

Ciclos


Hoy me he dado cuenta

de que la vida es fugaz,

que el fin está cerca,

que la vida fue maravillosa

y la he disfrutado

y que ambos nadamos en la misma playa.

 

Que es hora de retirarse,

que debemos dejar una impronta sin imperativos,

que hemos de trasladar que hay que disfrutar de cada segundo,

de cada aliento, y que no hay una mañana que nos espere.

 

Que las arrugas son bellas pero certeras,

que lo vivido es de celebrar,

que dejamos espacio a nuevas vidas

que deben aprovechar cada instante.

 

Que la música nos une,

que las penas nos cosen,

que los ciclos son infinitos

y que cada uno de ellos es un tesoro.

 

Yo lo he visto,

yo le he tocado.

Es tu momento,

aprovecha cada suspiro.

 

Y me siento feliz,

no me reprocho nada.

El vacío me espera

y con calma me adentro en él.

8 de agosto de 2020

Mi vida en décima


Mi vida en río suena

arrastrando los rastrojos,

donde hilando hinojos

voy alumbrando las penas.

No, no me salen candelas

al abrir mi inocencia

de la pesada querencia.

Marco ritmo a mi tiempo,

agotado el aliento

cobro fines sin conciencias.


2 de febrero de 2019

navegando


Navego con frágiles velas
Plenas de alientos y deseos
Donde llegar es la devoción.

Olvido que la travesía es vida,
Y cada soplo conquista, alegría.
Un escollo; un mentor saludable.

Aparejad el navío vigoroso que
Me acerque a mis propósitos
A dentelladas de marinerías.