20 de noviembre de 2010

Amapolas


Y cada ola me hiere
dando y rezumbando donde más duele,
en la agonía de mi vida
que por dicha no termina

La amapola me hace suya
abre su vientre a mi postura
cuando el árbol farfulla
dando al fuego su hermosura

Olores de lejanía, de siempre,
que por no estar aquí
permanecen como simiente
dando vida a mi adalid

No gires tu perfil,
mírame fehaciente
igual que el sol poniente
antes de la luna febril

Salta amiga comba
con ritmos de rojas coletas
que tras tus dulces tretas
no recuerdo ni mi sombra

Porque he perdido la noche,
la que funde amores
en más de mil colores
de almas, genios y reproches

20 olas:

teca dijo...

Delícia ler seus versos e escutar boa música...

"Porque he perdido la noche,
la que funde amores
en más de mil colores"

Bom fim de semana.
Beijos ternos e doces para ti.

Nela dijo...

Precioso, yo tambien me quedo en el último verso, como Teca.
Besos
nela

Cecy dijo...

Que preciosidad!


Un beso César!c

TORO SALVAJE dijo...

Las amapolas están mejor contigo que conmigo.

Saludos.

Ricardo Miñana dijo...

Muy bonitas las amapolas, pero mas bella es tu poesia.
que tengas un feliz fin de semana.
un abrazo.

Ligia dijo...

Bello canto a las amapolas, las flores más sencillas de la tierra. Abrazos

GINEBRA dijo...

Las amapolas son una de mis flores preferidas. Poema de desamor en otoño, rememorando, tal vez, esa primavera de campos teñidos de rojo, de otro tiempo en que se fue feliz.
Besos de finde

Estrella Altair dijo...

Bueno..

te deseo que tu amapola

sepa apreciarlo.

Un beso

Noelplebeyo dijo...

es lo que tiene los campos y los desamores...que a vecdes se quedan yermos

Verbo... dijo...

Las amapolas son únicas, y preciosas, su color rojo intenso, me puede.

Besos.

elisa...lichazul dijo...

me matáste!!
besos para vos

feliz fin de semana

Lore dijo...

Otra bellísima poesia Cesar...a mi me gustan las amapolas, así bien rojas, intensas, llenando de pasión los campos, aunque sean tan efímeras (como la pasión). Hay dos conceptos que yo siempre ligo, la amapola y el viento... suaves, ambos.

Tu poema me ha inspirado...será porque es sábado????

Besos y buen fin de semana.

E. Martí dijo...

La amapola seduce por su fragilidad y belleza. Reina de los campos, hoy la añoramos, lejana, en gestación. Pero llegará iluminando corazones.
Nostálgico y dulce.
Abrazos

Noray dijo...

¡Qué belleza!

La amapola es frágil y efímera
aunque siempre perdura en mi memoria.



Un abrazo.

María dijo...

Este año he visto muchas amapolas, me gusta mucho su color tan vivo, como tu poema, muy bellos versos y expresivos.

Un beso.

Tesa dijo...

Los campos de amapolas son una imagen típicamente veraniega.
La asocio al sol, toda esa luz... a campos sembrados, a otros tiempos muy felices...

AdR dijo...

Y siempre crece a la intemperie, en mitad del desorden, es así como dices, como el amor mismo.

Abrazos.

Shang Yue dijo...

de juegos de niños hablo esta noche con un lejano amigo, la magia de internet

no gires tu perfil
déjame retenerte así
para siempre

lauviah dijo...

Las amapolas me recuerdan un pequeño amigo,,que encuentro cada noche cuando miro las estrellas.

Bello poema.


un saludo

Ondina dijo...

El rojo de la amapola es el que colorea extensos campos de trigo, ellas se refugian entre sus cañas porque son frágiles, pero son ellas con su vistosa tonalidad la que hacen de ese trigal un paisaje maravilloso.

besos desde mi mar, César.