9 de julio de 2011

alas de manzana



La dulce levedad de azúcar
bate sentidos desbordados
en frescores de almizcle cordados
en aleteos que adulan.

Rostros sonrojados,
encajes que anudan
sin sabores enterrados
de miel, tersa, que acudan

Caramelos enredados,
mezclados, batidos, soslayados
aires de lejanía,
soplos de alegría.

Un fruto de flor
un vástago de vida,
una sonrisa preñada
de mermelada acometida.

Frutas, manzanos,
vivencias vividas,
aleteos lejanos,
sabores de vida.

Mieles sobre mieles,
azúcar ennegrecida,
morenas febriles,
danzantes, mentoras.

7 olas:

De cenizas dijo...

Dulces alas, frutales vidas del árbol de la ciencia del bien y del bien.


un abrazo

lauviah dijo...

Si las comes te das las oportunidad que sean parte de ti.

Interesante y bello poema.

Un saludo para usted de Lauviah

Wílliam Venegas dijo...

La vida es de momentos amargos y dulces. Bonito poema, saludos, te sigo

AdR dijo...

Yo siempre me voy para la roja. Es el pecado en fruta. La adoro.

Abrazos

Andrés dijo...

Musical y cromático poema desbordado de sabores. Bello. Un abrazo desde Canarias.

elisa...lichazul dijo...

que tentación!!!
una oda precisa y muy riquisima

besitos César, que bueno que has vuelto por los pixeles

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Una delicia de manzana, vale la pena probarla acompañado de tu poesía.

Genial!

Un cálido saludo,
Diana