29 de julio de 2017

devorad


Vueltas o voltas;
la vida son vueltas sin destino
                     sin objetivo ni fin.                      
No es llegar, sino darlas.

Abandonad la quietud,
que la corriente os guie.
Dad y sentid vuestras vidas.
No existe un objetivo.

Cantos rodados sin sentido,
naturaleza desbordada,
pulsaciones descontroladas,
latidos desbocados.

Dejaos, devorad, acometed;
sin indulgencias ni coberturas,
instantes en edades solares,
silencios en el cosmos.

Nada quedará,
pues el tiempo todo lo ahoga,
lo destruye y regenera
en millones de luces extintas.


10 de diciembre de 2016

me siento descalzo


Me siento descalzo al oír tu nombre
avanza la noche desalmada
dejándome solo en mi horizonte
sin poder recorrer tu espalda

Crepúsculo deambulado
que aturde mi decadencia
sin seña, sin paciencia,
gris, oscuro de alma sangrado

23 de junio de 2016

tempus fugit


Lo siento a cada instante,
en éste, no antes,
La juventud lo devoró.

Como un río en la sequía
la luna en paso menguante,
entre los hechos se escapa.

El tiempo breve nos mira
y nos abandona en el andén
de los momentos vividos.

Lo recorrido da perspectiva,
los años experiencia vivida...
de lo que huele a vejez.

La adolescencia de descalza en piel,
se ciega ante la desnudez
de lo no vivido,

de los segundos en tropel,
uno a uno, de dos en dos,
de lo que quise y no navegué.

Ya zarpó la nave
y desde el puerto de la desdicha
no se iza la vela, hecha trizas.

Oh, nunca ganarás la carrera
pues la meta no es el fin;
es lo recorrido, las vivencias.

20 de febrero de 2016

madre mía


Esta existencia mía que entre velos y risas fluye
no es casualidad de dioses o destinos,
sino de criatura inmune
que al viento ruge y a mí enseña camino.

Es la guirnalda de mi desatino
la madre de mis remolinos,
la dueña y señera de mis privilegios,
la que amo con todo sacrilegio.

La que me dio la vida
no por casualidad, no por destino,
sino en voluntad,
en libre cariño  

Y para que nunca olvides
lo que me circunscribe,
lo que me guía e ilustra,
me descubre y no me frustra,

te regalo y rindo

la luz que me diste.
Aquella que me viste,
la que da sentido a la que di,
la de mi capricho, la que parí.

Madre mía, sonrisas y lisonjas,
es la que besa mis pasos
errados o certeros.
Son los míos, fueron suyos. 

28 de junio de 2015

melodías de la vida


Y la lluvia desnudando tu piel
desprendiendo aromas de primavera
mostrando tu delicias al mundo
al que las sabe degustar, al poeta.

La naturaleza es la senda,
la que hace baladas de sabores,
la que inquieta sentimientos,
la que se sumerge en delicias.

Y el ritmo de los latidos guía
los pasos hacia el éxtasis,
y las cuerdas timbran de sabor
las melodías que devuelven la vida.

Los vientos del árbol caído
toman sentido en las polifonías
de las líricas célticas casi olvidadas
en el alcohol de las noches palpables.

¡Levantad vuestras almas al mundo!
mientras sonreís con las faldas alzadas
y las arpas se entretejen en suaves notas
guiando nuestros sentidos hacia la felicidad.

26 de abril de 2015

fácil


Es fácil dejarse llevar. 
No quedan más repechos
ya que todo fluye sin desvelos
e invita al regocijo del regreso.

El aire está pleno de hierba fresca
y el viento sólo calma, no enmudece.
Respiro tranquilo, con el sol en la frente

en mis sienes, tañe el canto del torrente
con gotas de lluvia en las mejillas.
Ya no hace frío, no existe agravio.

Sólo vislumbro la luz de la aurora,
de los jazmines plenos de sabor
no existe la preocupación,
la inquietud, la desazón.

Todo es puro y sencillo
todo es tierno, ingenuo,
tran tran de juego de niños,
diversión de risas luminosas.

La vida dejó de pesar
se hizo liviana y agradecida,
es hermosa, fresca y llana,
generosa en flor de mil alegrías,

y ríe como el sol de cada mañana
desgranando sus misterios en un guiño
desatada de par en par