10 de febrero de 2013

me duele


Me duele el pueblo roto,
la esperanza desvanecida,
la lujuria de la corrupción.

Me ahoga la identidad perdida
de un gentío masacrado,
olvidado de las risas de su idiosincrasia.

Me subyuga el sufrimiento
de la almas que deambulan
en un tierra antes de prosperidad.

El límite se ha traspasado en el desierto
de la no identidad, de los colores,
de la irresponsabilidad.

Pero esta España querida,
este manto de bondad,
sabe guardarse a sí misma
en el baluarte de su identidad.

9 olas:

Ame dijo...

A pesar del dolor, es precioso lo escrito muy emotivo, siempre tratar de conservar la identidad.

Besos César, un placer leerte

gralba dijo...

El amor a la patria prevalece sobre todos los dolores!Una realidad muy bien descripta

Lichazul dijo...

claro que duele César ver como cientos ,miles y millones de personas están a la deriva en su propio país , en su tierra amada, donde las consecuencias de los malas acciones doblan los hombros y minan el ánimo general

aunque también hay quienes siguen en una burbuja y creen que todo se agranda y se tergiversa y que la realidad no es tal porque sus cuentas no se ven alcanzadas ni sus cercanos ni sus círculos preciosos

Ojalá entre todos, pero todos!, remasen para el mismo lado y salgan de la crisis que tan profundo a golpeado


Un abrazo grande y energético desde Chile
buen domingo

Mery Larrinua dijo...

Son tristes versos para una realidad triste...queda siempre el consuelo que "nunca llueve tanto que no escampe".

un abrazo

TriniReina dijo...

Esperemos que así sea, porque el patio está que arde...

Saludos

Lore dijo...

Duele duele,a donde nos están llevando,y en estos momentos de miseria y crisis, parece que el único negocio que resulta todavía rentable es el de explotar la ingenuidad y buena fe de las personas, y convencerlas con sus mentiras, de que existen soluciones milagrosas a los problemas.
Precioso y reivindicativo poema.


Un beso César.

Ginebra dijo...

Rechazo, indignación, cabreo, malhumor, tristeza, ganas de salir por patas, y dolor... también dolor.
Sentimos muchas cosas los de "a pie" respecto de nuestro país, sí señor!
Espero que estemos a la altura y exijamos un cambio de sistema necesario. Menos lamentaciones y más acción es lo que necesitamos los españoles, que seguimos dormidos en los laureles, mientras nos saquean desde dentro y desde fuera...

Me gustó, César, me gustó mucho tu reflexión.
Besos.
p.d. el niño de la camiseta de Kiss se llama César, jajajajaja, es mi niño:)

Susana Jiménez dijo...

A veces nos salva el recuerdo, estoy segura que todo volverá... ¡Y mejorará! El solo hecho de que todos tengan claro lo que un día se tuvo, las fuerzas se unirán y volverán a ver esa tierra de la prosperidad.
Un gusto haberte leído.

Noelplebeyo dijo...

no hay patria con tanto chorizo

no hay patria si no se aceptan identidades