24 de abril de 2010

Serrat evoca a Miguel Hernández


Ayer viernes tuve la oportunidad de asistir al concierto de Joan Manuel Serrat en el Palau dels Esports de Elche. Con éste, se inauguraba la gira que el cantante catalán dedicará en exclusiva al poeta Miguel Hernández, coincidiendo con el centenario del nacimiento del poeta de Orihuela (Alicante).

Serrat, con su nuevo álbum, “Hijo de la luz y de la sombra", retoma la exquisita costumbre de vestir de música las letras de poetas como ya lo hizo en 1969 con Antonio Machado y en 1972 con el propio Hernández.

El recital de ayer fue un emotivo renacer del “poeta del pueblo”. Un sonido excelente junto con el montaje de luces e imágenes que acompañaban a los textos en cada una de las canciones, creó un ambiente emocionante donde la pasión de Serrat (que está de maravilla tras su operación de pulmón de apenas mes y medio) nos levantó a todos de nuestros asientos. Serrat comenzó y terminó el concierto de tirón, recitando algunos versos del poeta cada tres o cuatro canciones. Nos dio las buenas noches tras acabar el último tema y ante la petición por parte de los asistentes de que cantase alguna canción suya, Joan Manuel expuso que no sería justo bajar el nivel de la gala y que el concierto era un monográfico donde el único protagonista era Miguel Hernández.
 
Me sorprendió el estado físico de Serrat, fue creciendo poco a poco durante la velada, y la energía que transmitió fue abrasadora. El caudal de voz lo mantiene a la perfección, así como su saber estar sobre las tablas.

En fin, tan sólo quería transmitir lo bien que me lo pasé ayer. Si la poesía de Miguel Hernández es hermosa, recitada y adornada con melodías, se te clava con más fuerza en el corazón.

Gracias Serrat.

Para muestra un botón:
 

El poema original de Miguel Hernández:

He poblado tu vientre de amor y sementera,
he prolongado el eco de sangre a que respondo
y espero sobre el surco como el arado espera:
he llegado hasta el fondo.

Morena de altas torres, alta luz y ojos altos,
esposa de, mi piel, gran trago de mi vida,
tus pechos locos crecen hacia mi dando saltos
de cierva concebida.

Ya me parece que eres un cristal delicado,
temo que te me rompas al más leve tropiezo,
y a reforzar tus venas con mi piel de soldado
fuera como el cerezo.

Espejo de mi carne, sustento de mis alas,
te doy vida en la muerte que me dan y no tomo.
Mujer, mujer, te quiero cercado por las balas,
ansiado por el plomo.

Sobre los ataúdes feroces en acecho,
sobre los mismos muertos sin remedio y sin fosa
te quiero, y te quisiera besar con todo el pecho
hasta en el polvo, esposa.

Cuando junto a los campos de combate te piensa
mi frente que no enfría ni aplaca tu figura,
te acercas hacia mi como una boca inmensa
de hambrienta dentadura.

Escríbeme a la lucha siénteme en la trinchera:
aquí con el fusil tu nombre evoco y fijo.
y defiendo tu vientre de pobre que me espera,
y defiendo tu hijo.

Nacerá nuestro hijo con el puño cerrado,
envuelto en un clamor de victoria y guitarras,
y dejaré a tu puerta mi vida de soldado
sin colmillos ni garras.

Es preciso matar para seguir viviendo.
Un día iré a la sombra de tu pelo lejano.
Y dormiré en la sábana de almidón y de estruendo
cosida por tu mano.

Tus piernas implacables al parto van derechas,
y tu implacable boca de labios indomables,
y ante mi soledad de explosiones y brechas,
recorres un camino de besos implacables.

Para el hijo será la paz que estoy forjando.
Y al fin en un océano de irremediables huesos
tu corazón y el mío naufragarán, quedando
una mujer y un hombre gastados por los besos.

21 olas:

Melody Paz dijo...

César que bueno que tuviste oportunidad de ver a Serrat, un grande. Y me he enterado que se encuentra mucho mejor. Hernandez es insuperable, durante la guerra civil, en París grabo el poema del esposo soldado, sentido, profundo, irrepetible. Gracias por compatir. Besitos.

Sakkarah dijo...

Precioso...Un gran poeta al que admiro, y un cantante que me gusta muchísimo.

Muchos besos.

Cecy dijo...

Que lindo lo que nos cuentas.
Que envidia me ha dado.

Me imagino tu corazón radiante después de la velada con el Nano.

Besitos Cesar.

© Capri dijo...

Con Miguel Hernandez comencé a amar la poesía.

Lo descubri por un trabajo del colegio, hace ya muchos años :).

Me enamoré de su enamoramiento, me enamoré de la pobreza, de la injusticia, de enamoré de sus nanas y de su hijo, de tanto amor y sufrimiento.

Y con Serrat lloré al hacer de sus versos un grito de libertad.

Gracias por compartirlo Cesar, afortunado tu que lo has vivido.

Un beso.

Safo dijo...

Me encanta Serrat y me encanta Miguel Hernández!
¡Qué envidia me da que lo hayas visto en directo!
"Sólo quien ama vuela" de mis preferidas del disco.
Un beso

auroraines dijo...

Más que un botón, dejaste la fábrica de botones César!
I m p r e s i o n a n t e!!

Debes estar orgulloso de haber nacido en la misma tierra de Miguel Hernández al leerlo uno se siente ahí junto a él, viviendo el horror de la guerra, la esperanza de volver al hogar.

Buen fin de semana, un beso

Espérame en Siberia dijo...

Es que este hombre es todo un mago. Se gana el respeto y cariño de cualquiera con buen corazón :)

Qué gusto que la hayas pasado en grande, cariño.
Muchos besos :)

TORO SALVAJE dijo...

Que envidia.
Debió ser una maravilla.

Saludos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Dos grandes de la cultura española...


Saludos y un abrazo enorme.

Noray dijo...

Yo tendré que esperar hasta octubre, que es cuando viene por aquí. Sin lugar a dudas son dos Maestros de la poesía.


Un abrazo

Noelplebeyo dijo...

Bonito, sin duda

moderato_Dos_josef dijo...

supongo que ver en directo a uno de nuestros más grandes canto autores, será todo un aconmtecimiento. Para recordarlo siempre!
Un abrazo.

Verbo... dijo...

Son Grandes los dos !

besos.

Ligia dijo...

Por lo que cuentas, debiste pasarlo estupendamente. Miguel Hernández un gran poeta y Serrat una gran voz. Abrazos

GINEBRA dijo...

El poema es una maravilla, como la mayoría de este gran poeta del campo, de un hombre comprometido con sus ideas y con una causa justa. EN la voz de Serrat suena de miedo. Me alegro de que disfrutases. Besos

david dijo...

Excelente concierto que también disfruté, lleno de momentos emotivos, música y sobre todo poesía.
Id a verlo si podéis, os gustará

Novicia Dalila dijo...

¡¡¡ Que grande Serrat ¡¡¡
Y que suerte la tuya, César :D

Te dejo aquí otra de Miguel Hernández cantada por él:

Nanas de la cebolla

Espero que suene...

Un beso y feliz semana

jonceltic dijo...

Este finde estuve en Barna y casi todos los periódicos recogieron una noticia de un buen número de líneas del concierto, pero no me imaginé que tenía a un colega allí. Felicidades.

Sonrisa... dijo...

...yo hasta octubre no podré disfrutar al escuchar de boca de Serrat lo poemas de Miguel Hernández...
un saludo

AdR dijo...

¡Qué suerte! Yo creo que Serrat es un hombre que se hace cada vez más universal con el tiempo. No me atrevo a decir que tanto como Hernández pero... bueno, tiempo al tiempo.

Abrazos.

Tesa dijo...

La voz de Serrat me pone muy nerviosa. Mira que lo intento... porque las letras son la leche... pero no hay manera.