20 de octubre de 2010

La métrica me vigila



La métrica me vigila y me cerca,
y mía es la decisión de evadirme
de los estrechos lazos de su reja
o navegar en su navío firme.

Dorados los barrotes enclavados
harán de jaula o blanco minarete;
o vistas desde aquel balcón alzado
o engendros desde el gélido grillete.
 
Dice Wikipedia:
 
El verso libre es la forma de expresión poética que se caracteriza por su alejamiento intencionado de las pautas de rima y metro que predominaron en la poesía europea hasta finales del siglo XX.

El verso libre nace en la segunda mitad del siglo XIX como alternativa a las formas métricas consagradas por la tradición, como el soneto y la décima. El primer poeta notable que lo practica es Walt Whitman.

Asistimos ahora a un espectáculo verdaderamente extraordinario, único, en la historia de la poesía: cada poeta puede esconderse en su retiro para tocar con su propia flauta las tonadillas que le gustan; por primera vez, desde siempre, los poetas no cantan atados al atril. Hasta ahora –estará usted de acuerdo- era preciso el acompañamiento de los grandes órganos de la métrica oficial. ¡Pues bien! Los hemos tocado en demasía, y nos hemos cansado de ellos.

Stéphane Mallarmé

En la concepción simbolista, el verso libre no supone una pérdida de la musicalidad del poema, sino un enriquecimiento de la misma, al preferirse el ritmo sutil y complejo al compás monótono del verso tradicional.

Si en el verso hay música, mi preferencia se orientó hacia la «música callada» del mismo.

Luis Cernuda

En la poesía española, el verso libre cobra por primera vez importancia en el Diario de un poeta recién casado de Juan Ramón Jiménez. A partir de entonces, se consolida como forma de expresión común en la generación del 27 y siguientes.

Hay otras opiniones. Las reticencias contra el verso libre de autores como Antonio Machado y Agustín García Calvo se centran en dos aspectos:

    * con demasiada frecuencia, se llama verso libre a lo que no es sino prosa presentada visualmente de forma equívoca.

    * la libertad a la que alude el término no debe entenderse como despreocupación de la musicalidad, que es condición constitutiva del verso. Es célebre la advertencia en este sentido de Machado:

    Verso libre, verso libre,
    líbrate mejor del verso
    cuando te esclavice.


¿Y tú qué opinas?


28 olas:

RECOMENZAR dijo...

Delicioso tu texto tiene la fragancia del amor besos

MORGANA dijo...

En ocasiones puede salir un poema siguiendo una métrica,pero no dejan de ser bellísimos los versos libres,sin etructuras,los que salen del alma.
Besos.

TriniReina dijo...

Me gusta el verso libre, pero si vamos a darle libertad al poeta, que sea él quién elija la forma de trazar sus sentimientos.
Los versos te lo piden.
A mí, particularmente, los poemas medidos que escribo me salen muy forzados y yo lo snoto y el lector, por supuesto, tambié; mientras que con el verso libro me dejo ir.

En fin, cada cual elija el estilo del momento que transite su espíritu.

Saludos

TORO SALVAJE dijo...

Pienso que muchos poetas que utilizan métrica y rima retuercen lo que querían transmitir para que cumpla los requisitos del tipo de poema, y eso me parece una barbaridad.
Se nota al leerlos que algunas palabras han sido incrustadas con calzador para que rimen o el número de sílabas sea el correcto. En fin, a mi me parece una monstruosidad.

Saludos.

TORO SALVAJE dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Noelplebeyo dijo...

me da igual , me da lo mismo, pero métrica y rima, es algo prodigioso , mejor que el libre albedrío

elisa...lichazul dijo...

pos a mi me encantan las rimas en verso libre
y los versos estructurados también
y como soy libre,libre creador y la pluma vuela con toques de identidad propias.

la paja es para los intelectualoides que siempre buscan encasillar jajajaj

besitos liberados

Amadeus dijo...

Si lo importante fuera, dicho en alejandrino,
que poesía fuera, de lengua barricada,
con métrica sin métrica, en la frente una herida.
Un abrazo.

Respirando entre palabras. dijo...

Coincido con Noelplebeyo.Prefiero los versos libres si soy ya la que escribe, por eso no dejo de admitir que mas de una vez me he maravillado con los versos que siguen una métirca.
Tu escribe como quieras, lo importante es que no dejes de hacerlo.Con métirca o sin ella, te expresas genial.
Besos

** MARÍA ** dijo...

La libertad es un lujo y muy preciado, nunca me gustaron las cadenas.

Un post muy didático e interesante.

Un placer encontrarte y leerte.

Un beso.


** MARÍA **

Luis dijo...

El verso libre es tan válido como cualquier otro modo de verso. Yo me alejé de él hace mucho tiempo porque para mí era desde luego un grillete que me impedía expresarme libremente con aquellas palabras que utilizo para hablar y que son con las que a diario trasmito mis pensamientos, sentimientos, dudas y alegrías.
Por eso y aun aceptando todas las expresiones sean estas clásicas, de verso libre o no, yo abogo por la libertad de expresión en su más amplio sentido.
Cuando alguien quiere comunicarse, no vale ponerle cortapisas.
Un abrazo

María dijo...

Estoy a favor del verso libre que fluye del interior según dicte el corazón, sin máscaras, ni retorceduras, ni decoraciones, sino natural y simple, pero lleno de vida del interior, sin rejas que te coarten el volar de las emociones.

Un beso.

Espérame en Siberia dijo...

¡Yo opino que eres un crack! :D


Mi beso for you.

Cecy dijo...

Simplemente no me gusta la esclavitud.
Con todo el respeto que se merecen los grandes y pequeños Poetas.
La libertad del alma hace mejor el sentimiento que se expresa en la escritura, ya sea prosa, poesía o como se deba o quiera llamar.

Un besote.

Tesa dijo...

El verso libre no me parece un reto comparado con el medido, incluso he leído gente que escribe verdaderos bodrios en verso libre con metáforas incomprensibles para el lector y son aclamados porque suena tan elaborado e inteligente que se ovaciona con tal de no quedar de ignorantes. Y eso no es poesía.
Admiro quien sabe hacer versos cuidando la rima y la métrica, que se entienda y suene bello, eso sí que es complicado.

Jasonia dijo...

Yo estoy con Cernuda. Un verso puede prescindir de la rima, pero nunca de la música.

Besos, musicales.

Esencia dijo...

Me ha encantado la exposición documentada y siempre vale más la personal...Poesía no es un uniforme reglamentario...es sonido, es alma, es dialecto, es armonía, es vibración, es latido, es sangre, es lágrima, es sentimiento y es impulso, es un mundo propio abierto a los demás... que nos debe, siempre, sonar hermoso y si traspasas eso, si logras emocionar, la poesía habrá obrado.


Grato encuentro con tu blog.

saludos esencia.

Ricardo Miñana dijo...

Yo prefiero esa corriente de verso libre que refleja la belleza con la métrica que fluye del interior de la persona, dentro de un código de conducta, con la libertad de expresar su pensamiento.
que tengas una feliz semana.
un abrazo.

david dijo...

Siempre la libertad primero, cada uno debe expresarse como quiera. Me vienen a la memoria unos versos de Quevedo que te sonarán:
No he de callar por más que con el dedo
Ya tocando la boca, ya la frente,
Silencio avises o amenaces miedo.
¿No ha de haber un espíritu valiente?
¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?
¿Nunca se ha de decir lo que se siente?

Ligia dijo...

Siempre es mejor el verso libre, pero la verdad es que yo, las pocas veces que escribo en verso, me salen más bien coplillas. Abrazos

Mar dijo...

Un poema con rima, ritmo y métrica como es, por ejemplo, el soneto... es dificilísimo. Es un arte. Un don. Y, como dice Toro, puedes jugarte un buen texto por intentar meter con calzador una palabra. Tengo publicados algunos (pocos), y puedo asegurarte que no tenían nada que ver con la idea primitiva.

Se pierde frescura al ir "contando".

Me quedo con el verso libre pero, ante un buen soneto... me descubro.

Un abrazo.

AdR dijo...

Yo opino que lo mejor es la libertad :) Básicamente porque me veo incapaz de respetar la métrica, la rima a veces tampoco, la musicalidad sí. Ya veo que tú estás hecho un maestro en todas las vertientes :)

Abrazos

Melody Paz dijo...

Y que te puedo decir yo mi Neptuno, que a la métrica le he huido hace rato, es que no tenemos piel jaja.
Besitosss con una perla de mar.

Xiomara Beatriz dijo...

Yo no puedo opinar ...nada se dé métrica...ni de poesía...a menos que poesía sea la que sale del alma con los sentimientos alados vagando libre por la bóveda azul alimentándose con éxtasis de la magia de la luz del sol...o aquella que atraviesa espesos senderos de un intricado bosque lleno de zarzas que en lo fugitivo y eterno de la vida nos acosa...y necesitamos volcarlos en caravanas de vocablos para renovarnos al despojarnos de su cruel vestimenta...besos Cesar

Elvira Daudet dijo...

Querido César:

No tengo prejuicios, medido o libre si el resultado es un buen poema que trasmite su emoción a los lectores. En general,los sonetos me suenan huecos y forzados, más preocupados por la forma que del contenido.

Entre nosotros tenemos a dos grandes sonetistas:Gustavo Pertierra Y Fernando Ontiveros que conjugan admirablemente la belleza formal y la almendra que ésta contiene.

Delicioso el cuento de tu hijo, apunta maneras. Besos para él y para ti. Elvira

José Antonio Fernández dijo...

Mu de acuerdo con la gran mayoría aunque hay que acordarse que la poesía es música y alguna cadencia hay que buscarle. En música hay ópera y blues, cada una con su ritmo, pero hay ritmo. En la poesía, mi opinión, tambien hay que buscar eso para que no sea prosa poética cortada con tijeras. Totamente de acuerdo con Elvira Daudet, tenemos cerca dos grandes sonetistas, que consiguen que el soneto no salga encorsetado, y se pueden leer gratis.
Saludos.

ANTIQVA dijo...

Los versos deben tener musica, eso es lo importante... La musicalidad es lo que favorece que las palabras lleguen al alma...

Un saludo, amigo

Salvochea dijo...

Apuesto por los versos sin corsé, pero...con la musicalidad que le da rima.

Volveré para seguir leyendote.

Saludos desde El Bierzo