26 de octubre de 2010

Versos labrados



Versos desangrados mi tierra nutre,
desmembrados en lianas despeinadas
queriendo emerger de la densa sombra
muriendo al saber que se desvanecen.

Gallardos, afluentes de mi camino
agotando la vida su destino.
Rotos, quebrados de razones secas
siendo jornaleros de mis arados.

Repican las cantinelas tostadas
de trigo, vides, óleos soleados,
con yerma siega labrada ya suda,
arreo de buey, empuje labrado.

Sazona pues mi siembra sin emboque,
dando respuesta a la amarga avidez
de un sentimiento jamás satisfecho
tras el jugoso aroma de tus lomas.

20 olas:

Xiomara Beatriz dijo...

Me llegan los versos que contemplan los colores de tu alma...la vida se trenza de poemas algunos como hogueras melancólicas que presiente en frio invierno...o con sones de primaveras habitando los corazones al bendecir el alba que baña esas laderas donde el jornalero deja el sudor de sus sueños en los versos que labra...gracias por traerme esa sensación hermosa al leerte...mi cariño para ti Cesar y tu familia

MORGANA dijo...

Un poema bellamente escrito que tiene un contenido enriquecedor.
Muy bello.
Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Me ha gustado volver al campo a través de tu poema.
Bonito homenaje.

Saludos.

TriniReina dijo...

Me ha parecido un señor poema.
Nos trasladas a la tierra, y en el alma nos quedan los versos labrados.

Te felicito

Saludos

María dijo...

Es curioso como antes labraban las tierras a mano, y ahora todo tan avanzado que lo hacen con máquinas, la vida de antes, era mucho más dura que ahora, y sin embargo, ahora pareciese como si nos quejáramos más y estuviéramos más insatisfechos con la vida.

Dejaste labrados unos bellos versos.

Un beso.

Noelplebeyo dijo...

no son yermos...ni mucho menos

aniki dijo...

Un poema muy bello. Y es que la naturaleza es sumamente inspiradora.
Besos

elisa...lichazul dijo...

coloridos, bucólicos y entrañable creación poética César
realmente un gusto leerlos, me trajeron tantas memorias de mis vacaciones cuando nena, por allá en el campo con sus calores y sus labores tan bien plasmadas

Felicitaciones !!!

besitos besitos de luz

Ligia dijo...

Labrados a conciencia tus versos, con frutos suculentos. Abrazos

Lore dijo...

En los bordes de arada
se escucha ya la tonada
que ayer se escuchó en la era...
Y ya va el gañán a arar
las tierras de sementera..

¡Que preciosa tu poesía! Me ha recordado tanto a una titulada
La sementera, que creo es de J.M.Peman, y a mí me tocó recitar
muy niña, en un teatro.
Genial,me has emocionado Cesar, Poeta.

Besitos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Hay que sacarle el jugo a la tierra, aunque sea a fuerza de arrancárselo con el sudor de la frente.

Saludos y un abrazo.

J.Lorente dijo...

Me encantan las metáforas elaboradas con sentido... Supongo que estos versos significan algo diferente para ti, pero te diré lo que me inspiran a mí...

Se dice que en la Vida se Cosecha aquello que se Siembra a fuerza de Sudor y Sangre. Pero a veces se hace esperar el Fruto de tu esfuerzo... Quizá sea momento de poner tu Era en Barbecho, amigo César.

Encantado de pasar por tu Casa.

Un Beso Hortelano, César.

teca dijo...

Quanta força em suas palavras... "el jugoso aroma de tus lomas".

Bom domingo!

Beijos ternos e doces.

AdR dijo...

El campo y la poesía, siempre tan cercanos. Es el año de Miguel Hernández.

Abrazos.

Ricardo Miñana dijo...

Siempre es emotivo leer tus excelentes poemas,
un placer pasar por tu casa.
Que disfrutes la noche de haloween.
un abrazo.

Verbo... dijo...

Hermoso cántico a la tierra.

Un beso.

Duna dijo...

Cuando el horizonte se torna bruno
el trigo y la espiga se desangran
con el arado cortando sus gargantas
y el humilde labrador se curva oportuno.

Muy bueno César. Mi aplauso amigo.
Un beso.

Melody Paz dijo...

El que labra la tierra oficio sufrido si los hay, como cuando viene la pedredada que arruina parte de la cosecha (lo sé con certeza); pero a la vez tan gratificante, porque es ella. Esa la tierra que no puedes abandonar, te hechiza su olor al caer la primera lluvia, el sol quemándola, la emoción de la semilla germinando.
El oficio de cuidar y vivir por y para la tierra, encierra el amor a ella.
Besitos mi Neptuno con sensación a semillita recién nacida con nuevos brotes.

José María Alloza dijo...

Hay tierras que nunca pertenecerán, y dejan ese sabor, aunque se entreguen…
Me ha gustado mucho, poesía de la buena, que impulsa la imaginación.
Un abrazo.

Elvira Daudet dijo...

Querido César:

Qué bonito lo de los versos jornaleros, a Miguel Hernández le hubiera vuelto loco la imagen. Hermoso el poema completo.

La desolada es la vida, el poeta, como el pintor, sólo pone la mirada, siento que la mía esté más enfocada al dolor, el mío y el de todas las criaturas.Quizá porque soy mayor y no tengo mucho tiempo que perder voy a lo esencial: el amor, la vida y la muerte; el dolor es el común denominador de "las tres heridas".

Me alegra que hayas vuelto a casa, te echo de menos cuando no vienes.
Un Besazo, talento. Elvira